Energy Lowcost   by RDC presenta:

 

      

Ernst Otto Fischer

 

NASA

 

Sir Geoffrey Wilkinson

 

Pasado y presente de una tecnología útil e innovadora

Año 1830 - El químico danés William Christopher Zeise logra la síntesis de un complejo de etileno de platino que se conoce por el nombre de "Sal de Zeise". La posterior sintetización de metales carbonilos (níquel tetracarbonilo) da lugar al descubrimiento de los compuestos organometálicos. La estructura química de esos compuestos no era fácil deducirla con la metodología química del momento.

Año 1950 - Con la aparición de la RMN (Resonancia Magnética Nuclear) y del cristal único de difracción de Rayos X, se inicia el camino para resolver el misterio de la estructura de los complejos organometálicos.

Año 1973 - Ernst Otto Fischer y  Sir Geoffrey Wilkinson -gracias al desarrollo de la informatización- culminan sus trabajos de investigación en este campo, siéndoles concedido por ello el Premio Nobel de Química en este mismo año (ver web oficial http://nobelprize.org/nobel_prizes/chemistry/laureates/1973/). 

Sus trabajos dieron lugar a la síntesis y posteriores aplicaciones prácticas de los compuestos organometálicos, en la eficaz quema de combustible de los cohetes de la NASA y de los vehículos del ejército de EEUU.

Año 2001 - Con el progresivo perfeccionamiento de los combustibles sólidos de las naves espaciales y la creciente preocupación por cuestiones medioambientales y de ahorro energético global, se decide aplicar también esta tecnología a usos civiles, paralelamente a los militares.

Año 2006 - Con el objetivo de lograr la máxima difusión mundial de la tecnología organometálica y evitar prácticas monopolísticas que pudieran poner en peligro su uso generalizado (Leyes Antimonopolio), se excluye expresamente la venta de patentes  a favor de una única industria de los sectores petrolífero ó automotriz.

Simultáneamente se inicia el proceso de certificaciones técnicas oficiales. Se encarga de ello la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), máxima autoridad mundial en inspecciones industriales y medioambientales. EPA concede su máxima calificación, habiendo analizado exhaustivamente la bondad de todos los efectos mecánicos sobre motores y  quemadores accionados por combustibles líquidos.

Se evalúa especialmente una de las principales necesidades en los motores como es la protección contra la recesión de válvulas, mediante una exigente prueba dinamométrica. El motor es testado repetidamente con combustible no tratado y tratado. Los datos demuestran que el catalizador líquido protege, detiene o retarda la recesión de válvulas. Este rendimiento es exclusivo de esta tecnología. Asimismo se certifica una reducción mínima del 75% en las emisiones nocivas. (Ver web oficial http://www.epa.gov/espanol/).

Año 2007 - Intertek -líder internacional en certificaciones de seguridad y calidad industrial- analiza y certifica en sus laboratorios centrales de la Comunidad  Económica Europea en Antwerpen (Bélgica), la inocuidad y seguridad de uso del compuesto organometálico en todo tipo de motores y maquinaria propulsada por combustibles líquidos. (Ver web oficial http://www.intertek-spain.es/).

Año 2008/2010 - El nulo riesgo para la seguridad mecánica, el ahorro en el consumo de combustible y la drástica reducción de emisiones contaminantes son refrendados por innumerables empresas y organismos oficiales de todo el mundo, tales como Bosch, Volvo, Thader, EcoHoteles, Danmarksterminalen, Taylor Bus Service, J&F Trucking Corporation, Israel Electric Corporation, City of Toronto, City of Brampton, etc., así como Gobiernos centrales y/o regionales de España, Australia, Reino Unido, Alemania, Ucraina, Noruega, Indonesia y otros.

Corporación RDC - División ENERGY LOWCOST    © Copyright 2010 - 2019